ApologéticaCultura y ActualidadMás Leídos

Siguiendo con el tema de la Navidad, acá dejo otro escrito respecto al tema de la Navidad y el Adviento. ¿Hay registros de la celebración en la iglesia temprana? ¿Qué tan antiguos?

Si bien la tradición Judía demandaba la celebración de la muerte más que del nacimiento, esto no quiere decir que no existan registros de cuando y donde nació Jesús. El restarle importancia es y ha sido un argumento gnóstico importante para negar la unión hipostática de Cristo.

HANUKKA

Son muchos los que han afirmado una relación directa entre Hannuka (El Festival de las luces) y la Navidad, debido a que se celebran el mismo día (o época), sin embargo, no creo que una sea el remplazo de la otra, o que sean fiestas paralelas.

Un buen argumento para esta línea de pensamiento es el siguiente:

El historiador José Luis González-Balado, en su opúsculo “Los Papas”, al referirse al Papa Telésforo, quien ejerció el obispado entre los años 125 y 136, dice:

“Narra la historia que este papa fue el que fijó la abstinencia de carnes en las siete semanas anteriores a la pascua e introdujo el uso del  GLORIA IN EXCELSIS en la misa de medianoche de Navidad, uso que Símaco (498-514) extendió a las misas solemnes con participación del obispo”.

Así también la tradición de la Iglesia en relación con este Papa dice, además de lo afirmado por Gonzáles-Balado, que

“También dispuso que en la noche de la Natividad de Nuestro Salvador Jesucristo; otra al romper la aurora, cuando fue adorado por los pastores, y otra en la hora de tercia en señal de la luz que brilló sobre nosotros por el nacimiento del Mesías; con la prevención de que en  estas y otra misas solemnes se rezase o cantase el himno Gloria in Exelcis Deo… Cuatro veces dio órdenes en el mes de diciembre, en las que creó diecinueve presbíteros, dieciocho diáconos y trece obispos para diversas iglesias… terminó su carrera con la gloria de martirio en tiempo del emperador Antonino Pío, en el día 5 de enero del año 136

La verdad es que no es fácil rastrear los orígenes específicos de la celebración de la Navidad. Sin embargo, también existe otra línea de pensamiento de quienes asocian la observación de la fiesta de Epifanía (o Teofanía) y la Navidad.

Para muchos, la Navidad se originó en la parte occidental del imperio en los primeros años de la iglesia, mientras que la Epifanía (la cual conmemoraba el bautismo de Jesús el 6 de enero) se originó en el este y de alguna manera se mezcló con la celebración de su nacimiento también.

Unas iglesias ya celebraban la Navidad en el Occidente, mientras que otras celebraban su bautismo y nacimiento en la misma fecha. Esto se entiende aún mas claramente cuando estudiamos un poco a Juan Crisostomo o Juan de Antioquía. Un clérigo cristiano, patriarca de Constantinopla y padre de la Iglesia de Oriente.

JUAN CRISTOSTOMO

Algunos registros históricos parecen mostrar, que en alguna etapa entre el siglo III y IV fue que se vio más marcada la división entre ambas festividades, la Natividad y el bautismo de Cristo. Juan Cristóstomo escribe respecto a esto:

Porque de esta fiesta [es decir, la Natividad, que estaban por observar], la Teofanía, la santa Pascha, la Ascensión y el Pentecostés toman su origen y fundamento, porque si Cristo no hubiera nacido según la carne, no podría haber sido bautizado, lo cual es la Teofanía; no podría haber sido crucificado, que es el Pascha; él no podría haber enviado el Espíritu, que es el Pentecostés. – Juan Cristóstomo

20 de Diciembre de 386.

Unos días después, en el 25 de diciembre, Cristóstomo se dirigió a su iglesia diciendo:

Y realmente, esta fecha del nacimiento de Cristo ha sido manifiesta y más conocida por nosotros hace menos de diez años … Esto, que se ha sabido desde la antigüedad para los habitantes de Occidente y que ahora nos ha sido presentado, no hace muchos años, está repentinamente creciendo y dando fruto.

¿QUÉ VEMOS ACÁ?

En estas declaraciones podemos ver que la celebración y/o contemplación del nacimiento de Jesús el 25 de diciembre había sido una práctica “de la antiguedad” que había sido revelada y estaba siendo más conocida por los cristianos en Antioquía. La práctica de conmemorar la celebración de la navidad en esa fecha fue traída a las iglesias del occidente, las cuales lo hacían desde hace mucho tiempo.

Esta celebración entonces no era algo nuevo para Antioquía, ya los primeros cristianos celebraban esta fecha junto con la Epifanía. Esto también es confirmado por las palabras del mismo Crisostomo el mes siguiente, durante la fiesta de Epifanía.

Ahora diremos algo sobre la fiesta actual. Muchos celebran los días de fiesta y conocen sus designaciones, pero la causa por la cual fueron establecidos no lo saben. Por eso, es que la fiesta actual se llama Epifanía (o Teofanía) todos lo saben, pero lo que realmente es, y ya sea una cosa u otra, no lo saben.

Crisóstomo continúa argumentando que la Teofanía no es el día en que conmemoramos el nacimiento de Cristo sino, más bien, su bautismo. Y él explica la razón.

¿Por qué no es ese día, en el que nació el Señor, considerado Teofanía, sino más bien este día en que fue bautizado? Hoy es, en el cual Él fue bautizado y santificada la naturaleza del agua … ¿Por qué entonces este día se llama Epifanía? Porque Cristo se dio a conocer a todos, no cuando nació, sino cuando fue bautizado. Hasta este momento, Él no era conocido por la gente … Incluso el Juan el Bautista no lo conoció hasta ese día …

El hecho de que Crisóstomo sienta la necesidad de explicar por qué el nacimiento de Cristo no se celebra en la fiesta actual sugiere que en algún momento (en el pasado reciente) sí lo era, y de hecho, se habían mezclado. Pero ahora estaban entendiendo y conociendo que eran dos eventos y celebraciones diferentes DESDE TIEMPOS ANTIGUOS.

Junto con esto, también podemos investigar un poco mas sobre el origen del calendario litúrgico cristiano.

EXISTE EVIDENCIA

Es una cuestión de mera lógica, o de  sentido común, asumir que si existen registros históricos de la tradición  de los primeros cristianos en  relación con la celebración  del nacimiento de Cristo en una determinada fecha, éstos estaban más cerca de la certeza histórica acerca del nacimiento de Mesías, que nosotros a una distancia de más de dos mil años.

Veinte siglos de tradición tienen que tener algún fundamento histórico, especialmente cuando algunos de los primeros registros afirmando esta celebración se dan con no más de 30 años después de la muerte de Juan. (según la tabla cronológica elaborada por Don Felipe Scío de San Miguel, traductor al español de la Vulgata Latina, el año de la muerte del apóstol San Juan se data en el año 109 d. C.)

LA MÚSICA TAMBÍEN DA TESTIMONIO

En períodos históricos más recientes, los villancicos navideños que recogen también parte de la tradición cristiana de la Navidad, comenzaron tan temprano como en el año 431, con el ejemplo del poema “Engendrado del Amor del Padre” que es la traducción del poema escrito en el siglo XIX (Hace 1.586 años) Por Aurelius Prudentius, el “primer gran poeta de la Iglesia Latina”.

No fue sino hasta la Reforma Protestante del siglo XVI, que estos cantos y villancicos  irrumpieron en todas las villas y villorrios de Europa, como música popular religiosa. En los siglos subsiguientes nacen también los grandes temas navideños, como “El Mesías” de  Georg Frederick Haendel, siglo XVIII; y “El Ave María” de Franz Peter Schubert, siglo XIX, inspirados en un verdadero espíritu Navideño, al cual, hoy en día, dentro de muchas congregaciones (difícilmente son iglesia) los neo-gnósticos modernos le atribuyen un origen satánico.

CONCLUSIÓN

Es así, como podemos dar testimonio de que la celebración de la navidad no es una cuestión pagana, mucho menos algo que se inventó Constantino o los cristianos de esa época.  Aún peor es argumentar que esta celebración no pudo ser parte de la historia de la iglesia por cuestiones de clima.  Esto es algo que con un poco de conocimiento de historia e investigación responsable podemos corroborar y al mismo tiempo darle gracias a Dios porque veinte siglos de tradición no tienen ningún peso en contra de movimientos neo-gnósticos que se han levantado en los últimos 200 años de nuestra historia. ¡Feliz Navidad!

¡LIBRO GRATIS!
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Ingresa tu correo electrónico y recibirás un correo con el ebook
Tu correo no se usará para otra cosa que no sea lo que te prometimos. No se venderá tu información a nadie

Commentarios

commentarios