Muchos familiares y amigos me han preguntado siempre sobre el “problema” de las contradicciones y “errores” de la Biblia. El día de hoy leyendo a Matt Slick recordé sobre la pregunta y me gustaría trasladar un poco de información bastante valiosa respecto al tema.

Primero, me gustaría aclarar que las aparentes contradicciones bíblicas existen,  el problema muchas veces, es que alguien que pretende leer y no estudiar la Biblia, siempre se va a confundir con estas aparentes contradicciones.  Alguien me preguntaba la semana pasada, ¿entonces es necesario estudiar para tener fe?, mi respuesta es no,  la fe es un regalo de Dios  (Efesios 2:8-9), sin embargo, para que esta fe crezca y se haga una fe sólida, nuestra responsabilidad es indagar, preguntar, cuestionar e investigar.  La duda, es la base de la fe y no podemos dejar de entender la soberanía de Dios y la responsabilidad humana. Esa responsabilidad es la muestra de no ser cristianos de nombre, sino de poder validar nuestra fe a través del estudio sistemático de la Biblia, su historicidad y su autenticidad.

La Inspiración de la Biblia y Sus Traducciones

Algo importante que debemos de entender es que los  autógrafos (escritos originales) están inspirados, no las copias. Los autógrafos son los escritos originales; los documentos originales por mano de los escritores bíblicos. Las copias son copias de documentos inspirados. Las copias no están “inspiradas” por si solas; es decir, no tienen garantía de ser 100% puras textualmente. Pero no se preocupe, los manuscritos Bíblicos son 98.5% textualmente puros. Sólo una muy pequeña cantidad de información está en cuestión porque tenemos hechos repetitivos, instrucciones, e información encontrada, en otros lugares fuera de la Biblia. Sin embargo, mediante el método de copiado durante años, diversos textos han surgido con problemas. Les dejo una lista de errores que se han producido en la reproducción de manuscritos.

  • Fisión: División inapropiada de una palabra en dos palabras.
    • Ejemplo: “claramente“, en “clara mente.“
  • Fusión: Combinar la última letra de una palabra con la primera letra de la siguiente palabra.
    • Ejemplo: “Esto es considerado un campo santo.” por, “Esto es considerado un camposanto.“
  • Haplografía: Fenómeno consistente en la eliminación de un grupo de letras o de palabras debido a que terminan con las mismas letras con las que empieza la palabra siguiente. En el caso contrario, porque comienzan con las mismas letras del grupo precedente.
    • En el idioma Griego, y para el primer caso un buen ejemplo sería, “Homoioteleuton“, por “homoio-teleuton“.  Para el segundo caso, “Homoioarkton“, por “homoio-arkton“.
  • Homofonía: Cualidad de homófono. Homófono(a): Se dice de la palabra con idéntica pronunciación que otra, pero con ortografía y significado diferentes.
    • Ejemplo: “botar” con “votar“; “errar” con “herrar“.
  • Metátesis: Inversión o cambio de la posición de algún sonido en un vocablo.
    • Ejemplo: En vez de escribir “perlado“, se escribe “prelado“.
  • Ditografía: Escribir dos veces lo que tuvo que haber sido escrito una sola vez.
    • Un buen ejemplo podría ser en Hechos 19:34 donde la frase: “¡Grande es Diana de los efesios!”, aparece duplicada en el Manuscrito B.

¿Entonces, quiere decir que no podemos confiar en la Biblia?

bible-and-cup-frontweb-picNo. La inspiración proviene de Dios, y cuando inspiró a los escritos de la Biblia lo hizo perfectamente. Las copias de los documentos originales no son perfectas, pero están muy cerca de serlo. Las personas muchas veces equivocan al asumir que incluso las copias, deben ser perfectas.  La cuestión entonces es más sencilla, la biblia es redundante en sus hechos y la información y la cantidad de material que tiene, que cualquier variación, es tan mínima frente a la Biblia entera, que la Biblia se considera con un 98.5% de precisión en el copiado. Además, los errores de copia no presentan problemas doctrinales o teológicos.

El que existan errores de copia NO SIGNIFICA  que debemos de desechar toda la Biblia. Pero este argumento es muy débil. ¿Vamos a desechar un texto científico porque hay una palabra o dos mal escritas? ¿Significa esto que el libro completo no puede ser confiable? Por supuesto que no. Además, en comparación con otros documentos antiguos, el Nuevo Testamento, por ejemplo, tiene mucho más evidencia textual en su favor que cualquier otra escritura antigua. Veamos un ejemplo:

Si la Biblia no es confiable porque sólo tiene un pequeño porcentaje de errores  de copistas, entonces tampoco pueden los documentos mencionados anteriormente, que tienen mucho menos apoyo textual confiable. En otras palabras: Los críticos para ser consistentes habrían de rechazar la Ilíada, Las Guerras Galias, Platón, Aristóteles, obras, La Historia de Herótodo, y Los escritos de Eurípides. ¿Están los críticos dispuestos a ignorar todos los escritos los cuales han sido menos conservados si quieren desechar la Biblia como confiable también? Es curioso que casi  nadie descarta estos escritos como tan malos que no se pueden confiar, ¿por qué alguien aplicaría un doble estándar acerca de la Biblia? A menos claro está que tengan su propia agenda y no estén buscando respuestas sino excusas para su necedad.

Podemos ver que la Biblia es un antiguo documento que ha resistido a miles de años de transmisión con notable precisión y claridad, y no precisamente en un mundo que la ama,  de hecho es el libro más criticado y fue perseguido por muchos años por Roma, por culturas que imponían la pena capital a quienes lo leyeran.  De hecho, los primeros traductores de la misma sufrieron muertes crueles a manos de quienes se oponían a ella, pero ha resistido y prevalecido mucho más que las grandes obras de la antigüedad que figuran en el cuadro anterior. Podemos confiar en ella y en lo que dice: “Cielo y tierra pasará, pero SU Palabra no pasará”.

 

¡LIBRO GRATIS!
Ingresa tu correo electrónico y recibirás un correo con el ebook
Tu correo no se usará para otra cosa que no sea lo que te prometimos. No se venderá tu información a nadie

Commentarios

commentarios