3 Formas de Identificar a un Mentiroso

By on 6-20-2011 in Consejos, Cultura, Desarrollo Profesional, Empresa, Liderazgo, Recursos Humanos, Tendencias

3 Formas de Identificar a un Mentiroso

En nuestro entorno,  la familia, los amigos, la empresa, el trabajo, los negocios, la iglesia, etc.  nunca habrá escasez de mentiras,  la gente miente a todo nivel. Al hablar de las mentiras en el trabajo, éstas aparecen  a veces para buscar algo que desean, otras porque quieren evitar dar la cara y ser responsables, unos lo hacen con culpa y otros hasta encuentran deleite en ése mal habito.  ¿Cómo podemos identificar cuando alguien nos miente?

Hoy en día, la complejidad y agilidad del mundo de los negocios hace muchas veces exageradamente difícil el lograr identificar una mentira. En los entornos empresariales, los mentirosos son los que manipulan a otras personas, evaden el rendir cuentas y el dar respuestas, son personas que cuesta mucho identificar,  sin embargo,  una de las mejores formas de poder hacerlo es el buscar y entender algunos indicios en su comportamiento, o usar algo que se llama “defensa de atrape”, que básicamente es cuando un mentiroso afirma algo que la persona que lo dijo al propósito da a entender  que es verdad.

Veamos tres indicios en el comportamiento de un mientiroso, tanto lo que dice, como lo que hace:

1.  Incomodidad expresada físicamente.

Se puede notar cuando alguien está incómodo con lo que está diciendo,  la ansiedad es visible y puede ser causada por la culpa o el miedo a ser descubierto,  lo que lleva a los mentirosos a darse prisa para poder dale fin a la discusión e incluso buscar formas de evitar la discusión,  saliendo al baño o viéndose distraídos,  encontrando un gran alivio cuando la discusión o la reunión termina.  Muchos aseguran que al ver los pies de la persona que está mintiendo, éstos apuntan a la dirección de su posible huida,  una puerta , un pasillo, el baño, etc.  También se dice que éstos pueden congelar la mitad superior del cuerpo, debido a la tensión que sienten, o incluso poner una barrera, la cual puede ser un maletín, una pantalla, o cualquier otro obstáculo entre ellos y la persona a quien le están mintiendo. Los mentirosos tienden a evitar el contacto visual,  aunque muchas veces son muy buenos para mantenerlo, pero a menudo la ansiedad surge en forma de movimiento en las piernas,  también hay que poner atención en el contacto visual excesivo, ya que podrían querer comprobar que están diciendo la verdad,  muchas veces éste excesivo contacto visual, también va acompañado de una sonrisa falsa,  y la mejor manera de saber si una sonrisa es falsa es la búsqueda de una falta de movimiento de los músculos que rodean las esquinas exteriores de los ojos o más común mente llamadas “patas de gallos”.

2.  Son evasivos

Alguien que oculte información o mantiene la conversación vaga cuando usted pide detalles podría estar mintiendo, sobre todo, si a ésa persona le resulta difícil recordar algo que debe ser fácilmente recordado, estemos pendientes de la forma de hablar y de expresarse de las personas, por ejemplo,  durante el juicio político en 1998, el ex  presidente de USA, Bill Clinton eludió preguntas acerca de su relación con Monica Lewinsky, creando especulaciones al rededor de una sola palabra: “is” (“es” en español).

Un buen consejo en éste punto es el poder ir más allá de la respuesta,  si sabemos o intuimos que la persona está mintiendo, vayamos a lo tangible,  por ejemplo,  si la persona que sospechamos está mintiendo responde:  ”Si, claro, está hecho, aunque sólo me faltan los últimos detalles, te lo entrego en el transcurso del día”, podemos responder nosotros de regreso con: ” Ok, por favor ve y trae lo que tienes ahorita, lo quiero ver, aunque no esté terminado.”  Seguramente no tendrán otra salida, mas que confesar que estaban mintiendo.

3. Son manipuladores

Una vez le pregunté a alguien acerca de unos resultados que se necesitaban, y me dio una explicación de casi 10 minutos con detalles increíbles de cosas que no le estaba preguntando, y cuando la respuesta simplemente era: “si los tengo” o “no los tengo”,   generalmente los mentirosos pueden llegar a manipular datos para dar respuestas en donde al dar tanto detalle logran manipular la respuesta,  siempre hay que buscar (dependiendo del caso) respuestas directas y concretas. El agregar innumerables detalles a una respuesta muchas veces puede ser un truco habitual de artistas de la estafa.

Hay que tomar en cuenta que algunas personas pueden ser mejores mentirosos, o con más inclinación hacia la mentira,  generalmente son las personas que tienen autoridad sobre otras las que se sienten mas cómodas mintiendo,   pero la mayoría de casos,  al esforzarnos un poco más a identificar éstos tres indicios, podremos sacar de su zona de comodidad a éstas personas.  A medida que éstas personas adquieren experiencia y éxito en sus mentiras, los mentirosos tienen cada vez más tendencia a hacerlo, por eso, es muy importante el poder identificar y confrontar con carácter y decisión.

Les dejo un muy buen artículo (en inglés) que puede ser interesante también en éste tema,  el artículo es titulado: “Reading Between The Lies”.